“Cuento de Invierno”, una vieja obra experimental

En el número 35-6 de la revista Casa del tiempo publicaron este texto que escribí sobre Cuento de invierno de Shakespeare; una obra con la que el bardo sorprendió a los dramaturgos de su generación por el uso de la narrativa. En esta obra, Shakespeare rompe con las convenciones dramatúrgicas e introduce una línea narrativa a lo largo de la obra, casi como si quisiera ir en contra de su propia obra.

Da click aquí para descargar “Cuento-de-invierno-una-vieja-obra-experimental”

Enrique IV o cuando el tamaño sí importa

En Enrique IV aparece uno de los héroes más reconocibles del mundo Shakespeariano: Falstaff. Lo particular de este personaje es su cobardía, su ingenio, su cinismo y, sobre todo, su enorme gordura. La inmensidad de Falstaff le valió ser el personaje más reconocible de su tiempo —y con toda probabilidad, del nuestro— por las varias connotaciones que tiene la obesidad.

Da click aquí para leer “Enrique IV o cuando el tamaño sí importa” publicado en Casa del tiempo

Lo que desconoces de los sonetos de Shakespeare

Da click aquí para leer el artículo “Lo que desconoces de los sonetos de Shakespeare”

Los sonetos de Shakespeare fueron publicados después de su muerte y hay muchas interrogantes en torno a su contenido. ¿Hasta qué punto son autobiográficos? ¿Por qué parecen referir una historia de celos y un triángulo amoroso? ¿Por qué habrá elegido Shakespeare una forma de convenciones y estructura rigurosas para hablar de temas inéditos en un soneto?

La fierecilla, ¿domada?

En este artículo intento retomar la imagen de Katherine desde una perspectiva cercana al feminismo. Desde luego, realizar ciertos cruces históricos implica un riesgo, pero me parece que el final de la obra permite la reivindicación de este personaje, quien está lejos de ser sumisa.

Da click aquí para leer el artículo “La fierecilla, ¿domada?”

 

El mercader de Venecia o hablemos de amor, hablemos de dinero

Les comparto este artículo que escribí sobre El mercader de Venecia de Shakespeare (publicado en la revista Casa del tiempo). Me parece que el lenguaje económico del capitalismo incipiente en la época isabelina le sirve a Shakespeare de metáfora para el lenguaje amoroso.

Da click aquí para leer “El Mercader de Venecia o hablemos de amor, hablemos de dinero”