Calaveritas por Ayotzinapa

En 2014 escribí estas Calaveritas; en medio de un clima de crímenes de Estado que no es difícil recrear. Las circunstancias no han cambiado prácticamente.

 

Calaverita 1

La calaca está de fiesta

en este dos mil catorce:

Más muertos suben la cuesta.

(El muerto a la muerte es goce.)

 

Pero también hay más vivos,

compañero Abel García,

que con todos tus amigos,

hoy te reclaman con vida.

 

Calaverita 2

¿Dónde está Alexander Mora?

se pregunta la huesuda.

No le ha llegado su hora

y nuestra boca no es muda.

 

¿Dónde están los normalistas?

nos preguntó ayer la muerte.

Pregúntale a los priístas,

pregúntale a los panistas,

pregunta a los perredistas,

pero seguro te mienten.

 

Calaverita 3

Al buen Antonio Santana

se lo encontró la Catrina

bebiendo como si nada,

divertido en la cantina.

 

Esto fue en dos mil sesenta

(no se confundan de fecha)

pues el maestro fue hallado

vivo con más de cuarenta

normalistas a su lado.

 

Calaverita 4

Va la muerte a Ayotzinapa

buscando a un viejo y enfermo.

“A mí nadie se me escapa”,

le dice a nuestro gobierno.

“Pues ya somos dos, mi cuata,

que hacemos de esto un infierno”.

 

Era el imbécil de Abarca.

Era el imbécil gobierno.

“¡Adán de la Cruz Abrajan!”,

le grita en error la muerte.

“¡Ni madres que aquí me bajan!”,

grita el muchacho bien fuerte,

“¡con tantos que hoy me reclaman!”

 

Calaverita 5

La misma Parca lo sabe:

la muerte no es ningún chiste.

Si tú la buscas: ya sabes.

Nomás no te pongas triste.

Y yo sé que el Abelardo

(Abelardo Uvé Peniten)

nunca la ha estado buscando.

 

Si no dan, que no nos quiten.

Que no venga, aunque la inviten,

la muerte violenta andando.

 

Calaverita 6

“Cuando no encuentre a quien busca,

que se enoje la calaca.

Que se enoje y se haga caca.

Huesuda, tilica y flaca,

pues su presencia me ofusca”.

 

César Manuel no lo ha dicho

ni en Huamantla ni en Guerrero,

pero seguro si ha dicho:

“¡Pinche gobierno culero!”

 

Calaverita 7

“Éste es Ascencio Bautista.

El Benjamín y el primero

que estudia pa’ normalista.

Yo por eso, no lo quiero”.

 

Así le dijo la Parca

al gobernante de Iguala.

“Ya ni la chingas, Abarca.

En lo cruel y lo pendejo

Nomás los tuyos te igualan”.

 

Calaverita 8

Por Carlos Iván no va,

no va por él la Catrina.

Porque la muerte no va

a un estudiante de veinte,

a menos que sea asesina

si no halla una enfermedad.

 

Carlos Iván, normalista,

ha visto con claridad

lo que parece normal:

gente amoral y clasista

con ganas de gobernar,

mientras gente honrada y lista

pa’ todo tiene que luchar.

 

Calaverita 9

Cuando vio a Bernardo Flores,

a la Huesuda le gustó.

Pero prefiere mayores

y ya no se lo llevó.

 

Si apenas tiene veinte años,

poco chiste va a tener

agarrarse a uno como él.

A lo mejor le hace daño.

 

Porque joven y estudiante,

normalista y entusiasta,

mal se ve junto a la Parca

con la vida por delante.

 

Mejor ya llévate a Abarca

y de paso a sus secuaces.

“Está bien que sea la Parca,

pero asesinos rapaces,

como mediocres rascuaches,

hasta a mí se me atragantan”.

Así nos dijo esa Parca.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s